• 55 82 17 92


El Peeling y su aplicación en la cosmiatría

 

El Peeling es un tratamiento que se aplica sobre la piel facial, y su propósito es renovar la piel para lucirla más joven y radiante.

La palabra Peeling proviene del inglés que significa «Pelar» o “Descamar”. La palabra descamación, hace referencia a la muda de las capas altas de la epidermis en pequeños pellejos, es un proceso natural para la renovación de la piel. Este proceso de renovación natural de la piel se produce en lo seres humanos cada 28 dí­as, sin embargo, en la medida en la que crecemos, este proceso es cada vez más lento. 

Este tratamiento también puede ser conocido como una “Exfoliación profunda de la piel” específicamente del rostro. Las quemaduras solares, imperfecciones como el acné, manchas o pequeñas arrugas, son eliminadas o disminuidas mediante el desprendimiento de capas de piel superficial para dejar al descubierto una epidermis más suave, limpia y brillante.

Existen diversos tipos de peelings faciales.; peeling químico, mecánico y  enzimático. La aplicación más adecuada se realiza en centros médicos cosmiátricos especializados en estas técnicas. De acuerdo al tipo de piel del paciente, así como el diagnóstico obtenido, será el tipo de peeling que mejor se adapte.


Lo más recomendado para pieles sensibles, y para aquellas personas que deseen prevenir daños cutáneos faciales, son los peeling naturales, pues las mayores ventajas de estos productos aplicados consisten en que son totalmente naturales y no tienen efectos agresivos, además, su función sigue siendo limpiar, rejuvenecer y embellecer la piel, reflejando salud y buena apariencia al mismo tiempo.

¡PREGUNTA POR NUESTRO DIPLOMADO EN COSMIATRÍA ALTERNATIVA!