OZONOTERAPIA PARA PIE DIABETICO

Tratamiento de ozonoterapia para el pie diabético

El ozono, gas que se usa para las úlceras

La diabetes mellitus (DM) es una enfermedad común que conduce a altas concentraciones de azúcar en la sangre. Las personas que tienen diabetes desde hace tiempo sufren con frecuencia úlceras en los pies. Casi el 35% de todos los ingresos hospitalarios por diabetes se deben a ellos, al igual que casi el 80% de todas las amputaciones no traumáticas de la pierna y el pie.

El ozono favorece el crecimiento de la piel y de los tejidos en el caso de úlceras en las extremidades

El ozono es un gas y puede utilizarse como tratamiento para las úlceras en las personas con diabetes, que pueden suministrarse con aceites ozonizados (por ejemplo, girasol ozonizado o aceite de oliva) o mediante una mezcla de oxígeno y ozono aplicada directamente en la herida o a través de la insuflación rectal (soplado en la porción final del intestino / intestinos a través del ano).

Cualquier persona diabética que presente una lesión en el pie con dolor y con poca tendencia a la curación espontánea es buen candidato para el tratamiento mediante ozonoterapia.

El tratamiento con ozonoterapia para el pie diabético es tanto tópico como general. El tratamiento tópico o local disminuye las posibilidades de infección de las lesiones y mejora la capacidad de cicatrización de las mismas. Mientras que el tratamiento sistémico o general mejora el aporte de oxígeno a los tejidos ayudando asimismo a la curación de las heridas.

¿Cómo se controla la diabetes con el ozono?

Los diabéticos tienen el riesgo de sufrir complicaciones como enfermedades del corazón, pérdida de visión, disfunción nerviosa y miembros gangrenosos. Suelen tener problemas considerables de circulación, el flujo sanguíneo real a sus tejidos disminuye. Esto se agrava por el hecho de que la poca sangre que llega a sus tejidos es menos eficaz de lo que debería ser y es incapaz de suministrar oxígeno a esos tejidos. Los tejidos se agotan de oxígeno, lo que explica por qué los diabéticos tienen problemas de gangrena y por qué son incapaces de resistir las infecciones

Una razón principal por la cual los glóbulos rojos de la sangre del diabético son incapaces de liberar su oxígeno es que una molécula clave llamada 2,3-difosfoglicerato (2,3-dpg para abreviar) está en suministro reducido. Bajo condiciones normales, 2,3-dpg estimula los glóbulos rojos que llevan el oxígeno para entregarlo a los tejidos; Pero si no hay cantidad suficiente de esta molécula en el sistema, los glóbulos rojos no pueden entregar el oxígeno

Cuando se introduce el ozono -esto es, más oxígeno- en la sangre, se produce más 2,3-dpg y el sistema de suministro de oxígeno y la eficiencia de la circulación sanguínea comienzan a mejorar. El ozono también parece aumentar la actividad del metabolismo celular, la conversión continua de los alimentos en energía