Categorías
Uncategorized

Cosmiatría: tratamiento para la belleza

  Cosmiatría: tratamiento para la belleza

La cosmiatría forma parte de la estética, pero ésta a diferencia de la cosmetología se enfoca en la utilización de técnicas cosméticas más avanzadas y dirigidas en la ayuda para los procesos dermatológicos de hiperpigmentaciones, envejecimiento cutáneo, acné, estrías y demás, siendo un apoyo fundamental para el médico en su tratamiento. Además, implica un campo muy importante que es el drenaje linfático postoperatorio, el conocimiento de la estructura cosmecéutica, el diagnóstico correcto del cliente y el emprendimiento fundamentado.

La cosmiatría se preocupa por darle solución a los problemas cutáneos y del cuerpo buscando mejorar y corregir defectos de una forma más ligera. Sus principales tratamientos son:

  • Limpieza de cutis
  • Hidratación de rostro y cuerpo
  • Várices
  • Tratamiento para el acné
  • Tratamiento para aclarar o eliminar las manchas del rostro y del cuerpo
  • Líneas de expresión y arrugas
  • Reducción de cicatrices.

La cosmiatría ayuda en pieles deshidratadas, sensibles, desnutridas o dañadas, produciendo mejorías notables en la tersura, humectación y apariencia. También es de gran valor en la prevención y el restablecimiento de los cambios de la piel causados por el sol y los procesos de envejecimiento.

Cosmiatría: tratamiento para la belleza

Funciones de la Cosmiatría

Las principales funciones de la cosmiatría consisten en prevenir el fotodaño o envejecimiento prematuro de la piel, por medio de educación sanitaria y acciones o cuidados de la piel en casa por parte del paciente, según sus características y necesidades personales. También se concentra en la aplicación de tratamientos profesionales, dirigidos a remodelar o mejorar la estructura y función cutánea, cuando está alterada por diversas causas, para conservar su salud y belleza, a través de su exfoliación controlada o peelings en diversas profundidades.

La cosmiatría fomenta la salud y belleza de la piel, con procedimientos que no son invasivos como los inyectables o las cirugías. Hoy en día, su estudio puede darse a nivel licenciatura, pero también en cursos o diplomados para médicos en estética y personal técnico como las cosmetólogas, quienes al menos deben contar con el conocimiento y cuidado básico de la piel o principios cosméticos, para que la estudien por competencias y puedan laborar legalmente en el ramo.

¿Por qué estudiar Cosmiatría?

La cosmiatría, más que tratarse de la pura estética, apariencia y belleza, es una ciencia. No solo mejora la apariencia externa de la piel y sana sus dolencias. También, alivia el alma y mejora la autoestima de las personas que padecen alteraciones de la piel que dañan su autopercepción y salud física y mental.

Esta profesión se trata de un compromiso por mejorar la calidad de vida de las personas. Se debe ejercer con calidez humana y con el máximo respeto hacia el otro, que recurre al especialista en busca de una solución al problema que lo aqueja, tanto física como emocionalmente. De igual manera, ofrece un diverso campo de trabajo para el desarrollo personal, laboral y académico.

Cosmiatría: tratamiento para la belleza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *