Categorías
Articulos Cosmiatria DIPLOMADO COSMIATRIA ALTERNATIVA Funciones de la Cosmiatría

El Peeling y su aplicación en la cosmiatría


El Peeling y su aplicación en la cosmiatría

 

El Peeling es un tratamiento que se aplica sobre la piel facial, y su propósito es renovar la piel para lucirla más joven y radiante.

La palabra Peeling proviene del inglés que significa «Pelar» o “Descamar”. La palabra descamación, hace referencia a la muda de las capas altas de la epidermis en pequeños pellejos, es un proceso natural para la renovación de la piel. Este proceso de renovación natural de la piel se produce en lo seres humanos cada 28 dí­as, sin embargo, en la medida en la que crecemos, este proceso es cada vez más lento. 

Este tratamiento también puede ser conocido como una “Exfoliación profunda de la piel” específicamente del rostro. Las quemaduras solares, imperfecciones como el acné, manchas o pequeñas arrugas, son eliminadas o disminuidas mediante el desprendimiento de capas de piel superficial para dejar al descubierto una epidermis más suave, limpia y brillante.

Existen diversos tipos de peelings faciales.; peeling químico, mecánico y  enzimático. La aplicación más adecuada se realiza en centros médicos cosmiátricos especializados en estas técnicas. De acuerdo al tipo de piel del paciente, así como el diagnóstico obtenido, será el tipo de peeling que mejor se adapte.


Lo más recomendado para pieles sensibles, y para aquellas personas que deseen prevenir daños cutáneos faciales, son los peeling naturales, pues las mayores ventajas de estos productos aplicados consisten en que son totalmente naturales y no tienen efectos agresivos, además, su función sigue siendo limpiar, rejuvenecer y embellecer la piel, reflejando salud y buena apariencia al mismo tiempo.

¡PREGUNTA POR NUESTRO DIPLOMADO EN COSMIATRÍA ALTERNATIVA!

Categorías
Articulos Cosmiatria DIPLOMADO COSMIATRIA ALTERNATIVA Diplomados

Mesoterapia corporal

Mesoterapia corporal

La mesoterapia es un tratamiento que consiste en liberar el exceso de grasa y de otras toxinas del organismo acumuladas en zonas específicas del cuerpo y el rostro

Son variadas las técnicas cosméticas y estéticas que se usan como parte de la medicina alternativa  para conseguir resultados positivos contra las consecuencias a causa del envejecimiento y la pérdida de firmeza de la piel en rostro y cuerpo, sin  embargo, es la mesoterapia corporal el tratamiento que se dedica a ayudar a remover la piel afectada por el tiempo y otras consecuencias a causa del exceso de grasa.

Existen técnicas diversas dentro de la mesoterapia corporal para combatir deterioros en la piel, sobre todo, en zonas del cuerpo afectadas por el sobrepeso. Unas de esas técnicas se aplican por medio de masajes, en ocasiones, se aplica infiltración de medicamentos, extractos vegetales y vitaminas, por medio de pequeñas agujas que activan el metabolismo ayudando a reducir la grasa localizada.

Como parte de la medicina integradora, la mesoterapia es un tratamiento indoloro ante la medicina tradicional. Es importante aclarar que a pesar de ser un tratamiento que previene problemas estéticos como la piel de naranja, celulitis y flacidez, y hace lo posible para movilizar y disolver la grasa del cuerpo, esto no quiere decir que se hable de un método de adelgazamiento y evitar las comidas saludables y la actividad física. Al contrario, la mesoterapia resulta ser complementaria para cualquier otro método médico dentro de la cosmiatría, recuperando la firmeza y naturalidad de la piel.

¡Para más información sobre este tema pregunta por nuestro Diplomado de Cosmiatría Alternativa!

Categorías
Cosmiatria Funciones de la Cosmiatría

La Cosmiatría y sus principales funciones

La Cosmiatría y sus principales funciones

 

La cosmiatría es una rama de la dermatología que se dedica al cuidado cosmético y estético de la piel, se define como la disciplina profesional que comprende los cuidados estéticos y cosméticos de la piel sana o enferma, mediante la aplicación de tratamientos no invasivos.

La cosmiatría es también una herramienta de utilidad para la cirugía plástica ya que ofrece tratamientos idóneos para preparar la piel antes de la intervención y posterior a ella, respetando la autoridad del profesional de un médico.

Con el fin de mejorar la estructura y funcionamiento de la piel, la cosmiatría repara las zonas de la piel afectadas por diversas causas.  Sus principales tratamientos buscan conservar una piel más limpia, radiante, suave, hidratada, homogénea y rejuvenecida, para mejorar el aspecto estético y las causas (o posibles causas) de alguna enfermedad dermatológica.

¿A qué se dedica un cosmiatra?

Un cosmiatra tiene formación sanitaria, que incluye conocimientos suficientes en anatomía, fisiología y patologías de la piel. Los tratamientos realizados por el Cosmiatra son prescritos por el médico responsable, por ello su profesión es ejercida principalmente en un entorno sanitario: hospitales, clínicas, consultas médicas y farmacias.

Los profesionales en cosmiatría tienden a ser enfermeros y farmacéuticos, pueden trabajar en conjunto con el médico para atender cuestiones de carácter estético o por padecimientos que afectan la salud en la piel del paciente.

Principales funciones de la cosmiatría:

Algunos de los padecimientos que comúnmente atiende la cosmiatría son: 

Observando algunos los ejemplos de los diverdos tratamientos cosmiátricos, podemos identificar que la cosmiatría fomenta la salud y belleza de la piel, con procedimientos amables e incluso relajantes que hoy en día se aplican sin la necesidad de acudir a la cirugía plástica o técnicas un poco más agresivas. Es por ello, que la persona interesada en acceder al conocimientos de la cosmiatría,  debe tener en cuenta el increíble valor de esta disciplina.

Para los profesionistas dedicados a esta práctica, resulta primordial el mejorar la salud  y estética de la piel del paciente, a su vez, es indispensable tener las bases esenciales para dominar los procedimientos que implican durante los tratamientos de acné, cicatrices, marcas solares, estrías, celulitis y sobre todo, las manifestaciones frecuentes del envejecimiento de la piel.